febrero 1, 2011

“Saber perder”, de David Trueba.

Posted in literatura tagged , , a 9:02 pm por chus.greciet

Si alguna vez tuviste la oportunidad de desternillarte con “Cuatro amigos”, David Trueba vuelve a no defraudar con “Saber perder”, aunque los puntos cómicos sean menores y lo reflexivo sea más abundante.

“Saber perder” es una novela de líneas encadenadas, de personajes cruzados, es una novela intergeneracional y urbana.

De líneas encadenadas porque narra historias aparentemente inconexas, perdidas en el mar urbano de Madrid, pero que acaban por enlazarse. La historia de Ariel Burano, delantero de un famoso club (que yo digo que es el Atleti y Cartier dice que es el Real Madrid), que conoce por casualidad a Sylvia, una adolescente cuyo padre, Lorenzo, está en paro y saca la vida adelante de maneras insospechadas y conociendo la realidad madrileña de la inmigración. El abuelo de Sylvia y padre de Lorenzo, Leandro, es un profesor de música que vive su vejez con ganas de ensanchar su mundo, sin ver la velocidad que lleva la sociedad de hoy. Y así se van enlazando los cuatro personajes con sus historias.

Es una novela intergeneracional y urbana donde un madrileño avispado notará claras referencias a escenarios de la ciudad, casi preparando el texto para que sea el guión de una película. Intergeneracional porque los personajes no sólo guardan parentescos (Sylvia, Lorenzo, Leandro) sino porque las relaciones que mantienen a lo largo de la novela con otras figuras no son, ni mucho menos, relaciones con personas de su misma edad, situación u origen social.

En resumen, una novela que bien podría ser una verídica historia del Madrid de hoy, donde un delantero argentino baja de los cielos futbolísticos y se mezcla con una familia en plena desestructuración y huida hacia delante.

Este artículo también se ha publicado en el blog de Chus Greciet.

Anuncios

enero 7, 2011

“Bilbao – Nueva York – Bilbao”, de Kirmen Uribe.

Posted in literatura tagged , , , a 7:58 pm por chus.greciet

El año 2009 fue el año de Kirmen Uribe. Para algunos saltó a la fama cuando Patxi López leyó su poema “Maiatza” (“Mayo”) en su toma de posesión en la Casa de Juntas de Guernica. El poema forma parte de la obra “Mientras tanto dame la mano” que no sólo logró dar un buen soplo de actualida a la poesía en euskera sino que su traducción (felizmente editada por Visor, que siempre vela por la poesía ibérica) no pierde ni un ápice de transmisión de lo lírico, de lo histórico y de lo anecdótico.

Tuve la oportunidad de escuchar al propio Uribe recitar alguno de aquellos poemas en la velada que el Día del Libro tuvo junto con Quique González en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Y es de esas cosas que no se olvidan.

Su novela “Bilbao-New York-Bilbao” ganó el Premio Nacional de Narrativa también en 2009. Lo que la prensa destacó es que el Nacional, un premio estatal, se lo llevaba una novela cuyo idioma original no era el castellano, sino el euskera.

La novela “narra” el viaje a Nueva York, en avión, de nuestro autor, en primera persona, pero esto no es más que un hilo conductor para remontarse a la historia de los Uribe, desde Liborio, el abuelo pescador hasta Kirmen, con pasajes que entroncan con las vivencias de la Guerra Civil en Euskadi, pasando por la investigación, ligada al abuelo Liborio, sobre un cuadro costumbrista de Aurelio Arteta. Historias de Euskadi, de Ondarroa, de Lekeitio, de los pueblos con fachada al Atlántico, islas en medio del mar, pueblos fríos, narradas con bonanza, con una dosis de peculiar humor, con sencillez, poemas antiguos, letras de Norah Jones, y con el cuidado de los recuerdos de familia, de quién vivía en según qué calle, de los que sólo iban a veranear o de Santiago, hermano de Tomás Meabe, fundador de Juventudes Socialistas, pasando por encuentros de escritores del hoy que se empeñan tenazmente en dar una vuelta de tuerca a la narrativa de nuestros días.

Merecedora del premio por lo que supone de renovación y por la audaz apuesta por el euskera, que debía recibir un fuerte impulso y lo ha recibido. Sinceramente espero que haya más años de Kirmen Uribe para poder seguir con novelas como ésta y con poemarios como el que os he mencionado.

Este artículo también se ha publicado en el blog de Chus Greciet.

octubre 26, 2009

Los hombres que no amaban a las mujeres

Posted in literatura tagged , , , , , a 3:19 pm por jjoaquinpi

Creo que este título será de sobra conocido por toda aquella persona mínimamente aficionada a la lectura. Llamativo, enigmático y, quizá por ello atrayente, es el primero de la trilogía Millenium. Todos ellos fueron publicados tras la muerte de su autor, Stieg Larsson, y una cuarta novela duerme a día de hoy en su ordenador portátil.

El título de la saga viene dado por la revista Millenium, nombre ficticio de una publicación que, en la novela, se ocupa de destapar los escándalos y corruptelas de los banqueros, financieros y empresarios de toda Suecia, así como los mecanismos de financiación y procedimientos de grupos y partidos de extrema derecha. Las vidas de Erika Berger, la directora de la revista y Mikael Blomkvist, editor jefe, que además trabaja como un redactor más, se verán sacudidas repentinamente por la denuncia y condena por difamación contra Mikael tras la denuncia interpuesta por el oscuro financiero Wennerström.

Es entonces cuando Henrik Vanger contrata al periodista durante un año para que le ayude a esclarecer la desaparación de su hija Harriet, ocurrida hace nada menos que cuatro décadas. Es un intento a la desesperada de un anciano que no desea morir con la angustia de un enigma sin resolver. Aparte de una generosa paga, Henrik Vanger se ofrece para salvar Millenium, a punto de caer en la quiebra por la condena judicial. Sin embargo, Blomkvist y Berger no saben hasta qué punto la búsqueda de la verdad y el buceo en los entresijos de la familia Vanger va a condicionar en adelante sus vidas. Durante toda la investigación, Mikael Blomkvist contará con la inestimable ayuda de Lisbeth Salander, una joven de veinticinco años introvertida, de carácter arrollador, excluida socialmente pero que logra subsistir gracias a sus dotes como investigadora privada y a sus aparentemente ilimitados conocimientos de informática. Entre ellos crecerá un afecto y una complicidad totalmente inesperadas.

Pese a mi relativamente corto bagaje literario, puedo decir que la primera novela de Stieg Larsson es una obra sorprendente dentro del género de la novela negra. El libro se divide en cuatro partes a modo de actos con varios capítulos cada uno donde se detallan los días entre los que va transcurriendo la trama. Si la meticulosidad de la que ha de hacer gala un autor que nunca se ganó la vida como escritor profesional para levantar una estructura narrativa de este estilo es digna de elogio, no podemos dejar de señalar la ausencia de cualquier sensación lineal típica de la novela decimonónica y sí, por el contrario, un cambio asiduo de escenario a lo largo de cada capítulo, situándonos, eso sí, en no más de dos escenarios que discurren de forma paralela, de tal forma que podemos retener sin dificultad todos los detalles que configuran la trama.

Los diálogos, de gran frescura, fluidez y autenticidad nos permiten elaborar en nuestra mente un retrato psicológico inmejorable de los personajes. Leer la primera novela de Stieg Larsson es, a mi juicio, una ocasión inmejorable para volver a enarmorarse y “engancharse” a la lectura pese a la incompatibilidad que tantas y tantos puedan ver entre un libro de estas características y un best-seller. No sólo éstas confluyen en Los hombres que no amaban a las mujeres, sino que, además, hilando fino, se puede constatar cómo el autor organiza la trama del libro sobre los cimientos de muchas de sus investigaciones periodísticas, mientras desliza una implacable crítica de los aspectos más oscuros de la sociedad sueca. De hecho, al inicio de cada parte, el autor ofrece datos sobre la violencia de género en su país que sorprenderán a más de una y de uno. Creo que ninguna otra obra de cine o literaria de la que haya disfrutado hasta la fecha ha tratado de unificar denuncia, compromiso y entretemiento como esta novela.

mayo 18, 2009

En memoria de Mario Benedetti

Posted in Uncategorized tagged , , , a 8:46 am por noeliass

Chau número tres

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.
 
Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.
 
Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.
 
Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.
 
Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.
 
Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.
 
Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.
 
Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.
 
Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.Benedetti_1

marzo 29, 2009

Literatura, adulterio y una visa platino

Posted in literatura tagged , , , a 3:06 pm por Cartier

Así de sugerente es el título de este libro de la genial Carmen Posadas. En él, se recogen una serie de relatos breves que esta autora ha ido escribiendo desde su juventud hasta el momento actual.

product-1250387
En dichos relatos, la escritora nos habla de la muerte, del amor, del odio o la rivalidad y de las relaciones humanas en sí desde una visión muy irónica y nada convencional, ya que como ella misma dice: “el mundo es demasiado serio para tomárselo en serio”.
Algunos de estos “cuentos” son un poco ingenuos (ya que los escribió casi en su adolescencia), otros son decididamente malvados, dos son filosóficos…pero sobre todo, todos ellos reservan al lector una pequeña sorpresa al final, un giro inesperado.
Al lector, los distintos personajes podrían resultar extrañamente familiares, pues representan todas las clases sociales: encontramos así ejecutivos en viaje de negocios, novias a punto de casarse, escritoras de gran éxito, niños viviendo en un internado… Aún así, todos ellos aparentan ser lo que no son, con una intención que no se adivina fácilmente, usando cada uno una máscara que sólo cae en el último momento, el anterior a la muerte. Porque como en la vida misma, las cosas no son siempre lo que parecen.

Por Alicia Martínez

octubre 2, 2008

El temblor – José Ángel Valente

Posted in literatura tagged , , a 10:12 am por noeliass

La lluvia
como una lengua de prensiles musgos
parece recorrerme, buscarme la cerviz,
bajar,
lamer el eje vertical,
contar el número de vértebras que me separan
de tu cuerpo ausente.

Busco ahora despacio con mi lengua
la demorada huella de tu lengua
hundida en mis salivas.

Bebo, te bebo
en las mansiones líquidas
del paladar
y en la humedad radiante de tus ingles,
mientras tu propia lengua me recorre
y baja,
retráctil y prensil, como la lengua
oscura de la lluvia.

La raíz del temblor llena tu boca,
tiembla, se vierte en ti
y canta germinal en tu garganta
.